Eduardo Arroyo

El paraíso de las moscas o el último suspiro de Walter Benjamin en Portbou (26-IX-1940, óleo sobre tela con 26 moscas de madera, hierro y metal. Producido en 1999 y expuesto en ARCO ese mismo año.

“En el ocaso de este siglo, el más rico en contradicciones e inventos, he decidido convertirme en un pintor de Historia, o, si se prefiere, de historias en plural”, escribía su autor en 1999. El primer cuadro de esta nueva etapa de trabajo iniciada en 1999 es una evocación de Walter Benjamin con un doble rostro del filósofo superpuesto al paisaje de Portbou un mediodía de tramontana. Un paisaje enmarcado por una doble hilera de moscas: 22 pintadas en la  misma tela y 26 fijadas en el marco del cuadro. En el doble retrato de Benjamin, uno lleva las gafas intactas y el otro, rotas. Éstas, muestran el momento en que éste abandona el mundo de los vivos. Con este cuadro de grandes dimensiones, Eduardo Arroyo no cerró su recordatorio de Benjamin. Cuatro años después, publicó el libro El trío calaveras (Madrid: Taurus, 2003), centrado en las figuras de Benjamin, Goya y Byron. El libro, un ensayo pensado como una sucesión de escenas, plantea las concomitancias entre estos tres creadores: la excentricidad, el viaje y la propia destrucción.

Eduardo Arroyo (Madrid, 1937), uno de los pintores españoles más reconocidos y pieza central de la llamada Nueva Figuración española. Exiliado en París durante el franquismo, el exilio es una constante en su obra, tanto pictórica como de ilustración y escrita.

Descargar Documentos