Proceso de construcción

Pasajes, promovida por el Gobierno de la Generalitat de Catalunya y el Gobierno Alemán, se realizó desde 1990 a 1994 con numerosas dificultades. La iniciativa surgió del antiguo presidente de la República Federal de Alemania, Richard von Weizsäcker.

 Karavan estuvo en Portbou por primera vez en octubre de 1989. Había recibido el encargo de Konrad Scheurmann, editor y uno de los responsables del Arbeitskreis selbständiger Kultur-Institute (AsKI), que a su vez lo había recibido del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Federal de Alemania. El municipio de Portbou dio plena libertad al artista en la elección del lugar y los medios. En su segunda visita a Portbou, en diciembre del mismo año, Karavan encontró el emplazamiento para su proyecto. Dibujó en el aire, con su expresiva gesticulación, un primer esbozo del proyecto. Luego siguieron muchas otras visitas a Portbou (de hecho, casi se instaló en el pueblo desde 1990 a 1992), y mútiples subidas al cementerio impulsado siempre por la idea primera, que ya no abandonó, y que giraba entorno a la imagen del remolino, el remolino del agua en el mar. The phenomenon of the water, tal como afirmaba, y que utilizaba como metáfora de la vida del filósofo. Karavan encuadraba con sus manos el fragmento de mar de temporal de invierno que contenía el fenómeno del remolino, gestando así su proyecto. Olivo, piedras, camino, mar, horizonte, muro, verja, cementerio. Para Karavan, el destino del filósofo podía leerse en los signos básicos en los que el paisaje se expresaba. Su trabajo consistiría en hacerlo visible.

En el verano de 1990 Karavan fijó sobre el terreno, con cinta de marcar, un primer boceto. Lo midió y lo orientó cien veces. Y así fue dando forma a sus tres pasajes: escalera y túnel, olivo, y plataforma de meditación con horizonte. El trayecto sufrió dificultades económicas e interrupciones. Dos exposiciones del proyecto contribuyeron a su difusión: Passos de frontera y Passatges, realizadas en Portbou, Alemania y los Países Bajos, promovieron el diálogo a favor de su realización. La primera piedra fue colocada en septiembre de 1990. Tres años después, empezó la construcción. Durante la primavera de 1992, justo antes de horadar e instalar el túnel, el proyecto fue cancelado tras un debate político en Alemania debido a su coste. El apoyo del Presidente Federal Richard von Weizsäcker, en octubre de 1992, fue decisivo. El 15 de mayo de 1994 tuvo lugar la inauguración con una numerosa presencia de autoridades, exiliados, la población de Portbou y una importante difusión internacional.

El Memorial Pasajes fue realizado con la financiación de los estados federales de Alemania (Baden-Württemberg, Berlín, Bremen, Hamburgo, Hessen, Baja Sajonia, Renania, Sarre, Sajonia y Slesvig-Holstein) y la Generalitat de Catalunya.

 

Algunos de los asistentes a la inauguración del Memorial, el 15 de mayo de 1994:

Exiliados y resistentes:

Lisa Fittko, activa luchadora de la resistencia, exiliada, guió a Walter Benjamin en su travesía transfronteriza desde Banyuls a Portbou, en septiembre de 1940. Autora del libro Mi travesía de los Pirineos.

Helga María, princesa de Löwenstein-Wertheim-Freudenberg, exiliada, resistente contra el nacionalsocialismo. Junto a su marido, Hubertus, príncipe de Löwenstein, fundó la Academia Alemana de las Artes y las Ciencias en el Exilio, en 1936 en Estados Unidos.

Volkmar Zühlsdorff, exiliado, luchador contra el nacionalsocialismo. Gerente de la Academia Alemana de las Artes y las Ciencias en el Exilio.

Políticos:

Richard van Weizsäcker, antiguo Presidente de la República Federal de Alemania

Hans Eichel, Primer Ministro de Hessen

Erwin Teufel, Primer Ministro de Baden-Württemberg

Jordi Pujol, Presidente de la Generalitat de Catalunya

Hans Heinert, cónsul de la República Alemana en el Ampurdán

Francisco Martínez, Alcalde de Portbou

Josep Arribas, Regidor de l'Ajuntament de Portbou