Testimonios

Debo confesar que no me gustó demasiado la idea que un retrato monumental o algo como un edificio mausoleo podría ser levantado en memoria de mi tío en el paisaje entre los Pirineos y el Mediterráneo. Cuando vi los planos del proyecto memorial, inmediatamente sentí que la solución planteada por Dani Karavan era altamente interesante.

El memorial de Dani Karavan puede fomentar la tarea que nos legó Walter Benjamin.

Michael Benjamin, Opening the door, texto escrito con motivo del Memorial Karavan en Portbou, 1993.

 

Dani quería saber mi opinión sobre su obra. Pero no acierto en las palabras. Muchas veces me preguntan cómo yo interpreto este monumento. Todavía no he encontrado la respuesta; no puedo interpretarlo  porque me conmueve.

Lisa Fittko, activa luchadora de la resistencia, exiliada, guió a Walter Benjamin en su travesía transfronteriza desde Banyuls a Porbou en septiembre de 1940. Volvió a Portbou con motivo de la inauguración del Memorial Karavan. Autora del libro Mi travesía de los Pirineos.

 

Creo que con esta obra Dani Karavan ha hecho posible un encuentro casi personal con Benjamin.

Helga María, princesa de Löwenstein-Wertheim-Freudenberg, exiliada, resistente contra el nacionalsocialismo. Junto a su marido, Hubertus, príncipe de Löwenstein, fundó la Academia Alemana de las Artes y las Ciencias en el Exilio en 1936 en los Estados Unidos. Estuvo presente en la inauguración del Memorial en Portbou.

 

Karavan ha hecho hablar la naturaleza áspera de las montañas catalanas a través de una traducción artística contenida y, por ello mismo, especialmente penetrante. Aquí no hay ningún consuelo, ninguna efusión de sentimientos, ninguna lección moral dictada al visitante; al contrario, la interpretación artística del paisaje se abre con toda su fuerza.

Ingrid Scheurmann, impulsora, junto a Konrad Scheurmann, del Memorial y responsable del Arbeitskreis selbständiger Kultur-Institute (AsKI), Bonn.